Excursión al Upo

Ayer nos juntamos Maitane, Josu (Bermeo) y yo para la subida al Upo. Quedamos a las 8:45 de la mañana en la estación de tren de Usansolo, para comenzar la excursión desde allí. Ya de camino a la presa de Lekubaso, nos encontramos con un grupo de mendizales del barrio, que se dirigían al Upo y Artanda.

A la altura de la presa, nos separamos de ellos, ya que tomamos una ruta alternativa para la subida. En vez de subir directamente al Upo ,decidimos ir hasta el collado que separa Upo de Artanda, para subir de forma más suave, pero más larga. Una vez en el cruce del collado, que marca caminos a Upo, Artanda y Mandoia, cogimos el camino al lado del merendero, que nos llevó sin más dificultad hasta el repecho final. En vez de bordear la cima, decidimos subir directos por el cortafuegos. Un repecho duro, pero corto, con lo que no tuvimos más complicación.

Una vez en la cima, echas las fotos de rigor y después de haber admirado las vistas del gran Bilbao que se nos presentaban, decidimos descender un poco para poder hacer hamaiketako, ya que el viento pegaba con bastante fuerza en la cima, lo que hacía incómoda la estancia allí.

Esta vez decidimos coger una ruta altarnativa a la de subida, para realizar el descenso. En vez de volver por el camino de ida, buscamos el camino que nos llevara directamente de vuelta a la presa. Una vez hecho el hamaiketako unos metros más abajo de la cima, en una campita que ofrecía cierto cobijo ante el viento, seguimos bajando. Después de solventar un par de dudas, en algún cruce, conseguimos llegar a punto donde nos habíamos propuesto, al camino que en a presa había tomado el grupo de mendizales de Usansolo.

Una vez en la presa, solo nos quedaba el retorno a Usansolo, donde nos separamos, para ir cada uno a comer, después de haber disfrutado de un agradable paseo por un monte sencillo, pero lleno de atractivos para pasar un buen día. Además gozamos de un clima propicio para andar por el monte, ya que la temperatura era agradable, y al haber nubes, la subida se hizo bastante amena.