¿Cómo incluir el voluntariado en el currículum?

Nuestra carrera profesional puede estar llena de experiencias muy diferentes: trabajos de verano o de corta duración, prácticas, experiencias en el extranjero, o voluntariados por ejemplo. Y, ¿son todas ellas experiencias laborales?, ¿sí?, ¿no?, o ¿no lo tienes claro? Pues la respuesta es sí. Ya te lo imaginabas ¿no?

Entonces, ¿por qué cuando redactas tu CV le quitas valor a aquellas experiencias en las que ocupaste un cargo no remunerado? Esto no debería ser así. Aunque la mayoría lo hacemos. Porque hacer voluntariado no es sólo una opción personal, sino que es también una experiencia que puede abrirte muchas puertas a la hora de buscar empleo. Hoy te lo explicamos en detalle en colaboración con el equipo de Currículum y Trabajo.

¡Dale el valor que se merece al voluntariado en tu CV y aumenta tus posibilidades de que te contraten!

¿Por qué debes incluir el voluntariado en tu currículum?

Como ya hemos dicho, es una experiencia laboral tan importante como las demás, que no te engañen. Por mucho que no sea remunerado o no tengas contrato, cuenta como experiencia. Por ejemplo: si eres una bióloga recién graduada y sin experiencia, y has trabajando 3 semanas junto a científicos ambientales y personas de la comunidad local de Costa Rica, recolectando datos y participando en una investigación científica, ¿no crees que es una experiencia tan válida como cualquier otra? Ten por seguro que te hará sumar puntos y diferenciarte de cara a los reclutadores.

Por otra parte, incluir el voluntariado en el CV te servirá para destacar tanto las competencias transversales que hayas adquirido: el liderazgo, la capacidad para trabajar en equipo, o la comunicación; como las competencias personales: la solidaridad, la proactividad, el compromiso, o la empatía. Piensa que todas ellas son habilidades que son muy valoradas por las empresas y te ayudarán a añadir valor a tu candidatura.

Demuestra tu proactividad. Si acabas de obtener tu título profesional y estás en búsqueda de tu primer empleo, el voluntariado habla de la voluntad de aprender y crecer, lo que te puede convertir en el/la candidato/a ideal para ocupar esa vacante a la que aspiras.

¿Dónde poner el voluntariado en el currículum?

En la sección de experiencia profesional:
Si el voluntariado tiene relación con el puesto al que aspiras, puedes incluirlo como experiencia profesional porque te servirá para demostrar las habilidades requeridas para el puesto o tu capacidad para desarrollar ese trabajo. Por ejemplo, imagina que estás aspirando a un cargo profesor en un colegio y has participado en un voluntariado organizando y llevando a cabo talleres y actividades lúdicas para niños y niñas en una asociación en tu ciudad. Estas dos son actividades que se relacionan, y el voluntariado complementa y fortalece tu perfil profesional. Por lo tanto tiene sentido ponerlo en el apartado de experiencia profesional.

En una sección aparte:
Si el voluntariado que realizaste no tiene ninguna relación directa con el puesto, pero crees que aporta en cuanto a habilidades técnicas o habilidades blandas valorables, puedes destacarlo en una sección independiente y titularlo: “Experiencia docente”” o “Experiencia contable”. Y si no ves la forma de relacionar tu experiencia de voluntariado con el trabajo, puedes incluirlo en otros datos de interés. Lo que sí te diría es que nunca dejes de ponerlo, incluso aunque ya cuentes con mucha experiencia remunerada o formal. Ya que según una encuesta realizada por la firma Deloitte, el 76% de los seleccionadores de RRHH prefieren un candidato que cuente con alguna experiencia de voluntariado.

Qué incluir en el voluntariado en el CV

Ahora que ya sabemos lo más básico, es decir, dónde colocar el voluntariado en el CV, vamos a ver qué deberías incluir en esta sección. Generalmente la regla es seguir el mismo formato que en la sección de experiencia laboral.

Te damos una estructura fácil de leer, comprender y seguir:

  • El título del puesto que desempeñaste durante el voluntariado.
  • El nombre de la organización con la que colaboraste.
  • La fecha de inicio y de fin de la actividad.
  • Funciones.
  • Principales logros obtenidos o habilidades que has desarrollado.

Ejemplo de voluntariado en el currículum

A continuación te dejamos un par de ejemplos sobre cómo incluir el voluntariado en el currículum de forma correcta e incorrecta.

¿Cómo hacerlo bien?
Ocupación: Profesor para un grupo de alfabetización en castellano a personas inmigrantes.
Organización: Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en Barcelona
Fecha: De octubre de 2020 a junio de 2021.

Funciones:

  • Creación de material gráfico y otros recursos propios como fichas, ejercicios, y juegos para la enseñanza y el aprendizaje de la lectoescritura de la lengua castellana en los niveles iniciales.
  • Desarrollo del método de lectoescritura Nahono, especialmente diseñado para inmigrantes de lengua árabe.
  • Evaluación del aprendizaje y la actuación del alumno
  • Principales logros: conseguir que un grupo de 8 personas adultas aprendan a leer y escribir textos sencillos y desarrollen la capacidad de comprender, pensar y hablar de forma más elaborada.

¿Cómo no hacerlo?
2020-2021: Profesor en la Asociación de trabajadores de inmigrantes marroquíes en Barcelona

Conclusión

Recuerda que el CV es ese primer paso estratégico para conseguir una entrevista, y debes lograr llamar la atención de las personas que hacen la selección, con todas tus armas disponibles. Si te está costando acceder al mercado laboral o quieres mejorar tu empleabilidad, no descartes realizar labores de voluntariado y aprovéchate del valor añadido que te aporta esta experiencia en tu CV.

Partekatu!