ALARMA ROJA EN LA CONCIENCIA

Ahora que han terminado las elecciones, releo algunas reflexiones de Javier Martínez, arzobispo de Granada, en las que indica que ve con preocupación el hecho de que hay personas católicas que defienden el voto a una determinada fuerza política emergente porque es más cercana a la “visión católica del mundo”. Argumenta el prelado que hay una parte considerable de quienes nos decimos personas católicas que no sabemos lo que es el cristianismo, y eso nos permite confundirlo con determinadas ideologías, y que cuando a comienzos del siglo pasado, en Francia, L’Action Française quería restaurar la cultura cristiana, pero sin Cristo, muchas personas católicas lo apoyaron; pero en 1926 el Vaticano se pronunció en contra de votar a tal partido. El hecho es que muchas personas católicas no hicieron caso a ese posicionamiento, y la mayoría de quienes votaron a tal partido terminaron “echándose en brazos de Hitler y de Mussolini”. Así que, indica Javier Martinez, no necesitamos un gobierno que apoye al cristianismo. Y considera que cuando esa “supuesta defensa de la cultura de la familia y la vida se contrapone a la caridad social y política para con los barrios marginales o con los emigrantes, alguna alarma roja debería encenderse en nuestra conciencia” ¡Chapeau!

Partekatu!