LA NIEVE

A menudo, cuando ha nevado, los sentimientos positivos han primado de manera especial sobre los negativos en mi ánimo. Este año he visto fotografías increíbles de paisajes nevados, especialmente de Gorbea, con la cruz helada, y he recordado las veces que en el grupo eskaut se ha adaptado alguna actividad al contexto de una nevada no prevista, porque la nieve también nos habla. Me quedo con un poco de nostalgia por no haberla pisado este año. Y me ha desconcertado la crispación producida en torno a esa gran nevada en otros lugares del Estado que ciertamente ha sido histórica, según dicen, pero que se ha llenado de aristas a causa de la polémica acusatoria, y se han obviado muchas escenas de colaboración entre la ciudadanía que expresa otra realidad más amplia de la gente. No me resisto a citar el poema de Lorca que dice: “La nieve cae de las rosas, / pero la del alma queda, / y la garra de los años / hace un sudario con ellas”. Cada cual que interprete.

Partekatu!