“Cuando un niño te cuenta que ha sufrido abusos sexuales no hay que asustarse”

Castellano >>

Romper las cadenas del silencio para ser libre. No es el fin, sino el principio de la recuperación de una víctima que sufrió abusos sexuales en su infancia. Una sensación parecida a la de quitar el tapón de la bañera para sacar el agua sucia. Nunca se conseguirá una bañera nueva porque quedarán restos que habrá que frotar, pero sí una más limpia. La asociación Garaitza lleva desde 2006 trabajando con estas víctimas para sacar brillo a esos recipientes donde se acumulaban posos desagradables y donde ahora ya emana agua limpia. Actualmente, 10 personas voluntarias atienden la entidad y ayudan a las 80 víctimas que acuden a sus servicios desde diferentes puntos del Estado. Carmen G. Escudero es su presidenta…

Lee la entrevista completa en las páginas en papel de Goitibera. Puedes susbribirte con tan sólo dos cliks aquí.

Partekatu!