Jóvenes, vivienda y emancipación

Castellano >>

causas y soluciones

Frente al aumento de la edad de emancipación de los jóvenes, la promoción del alquiler se perfila como una de las mejores alternativas a corto plazo En el ultimo trimestre de 2011, solo el 17% del total de la población joven de Navarra estaba emancipada. Este dato confirma la tendencia de que jóvenes tienen la posibilidad de independizarse antes de los 3o años.

Si ahondamos en las causas de esta situación hemos de analizar nuestro Estado de Bienestar. Las políticas en materia de vivienda que se han aprobado hasta el momento han dado primacia a un modelo de adquisición de la vivienda en propiedad en detrimento de otras modalidades como el alquiler.

En paralelo, estas acciones no han estado ligadas a políticas sociales y de bienestar, como si ocurre en otros países europeos. Este modelo ha arrastrado a la población hacia la cultura de la compra en propiedad y se ha perpetuado mientras el panorama económico generaba riqueza y los puestos de trabajo eran estables.

¿Qué ocurre hoy dia? El contexto económico, social y político es cambiante e inestable y la juventud se convierte en uno de los colectivos más afectados por el desempleo y la precariedad laboral. La Encuesta de Población Activa (EPA) del primer trimestre de 2012 revela que el paro juvenil en Navarra se sitúa en el 39.75% y enla gran mayoría de los casos los contratos son de
carácter temporal y no indefinido Todo ello impide en muchas ocasiones el propiedad o en alquiler.

¿En qué posición y cómo nos sitia a los jóvenes este escenario? Nos acceso a una vivienda digna ya sea libre o protegida, ya sea en régimen de formamos pero tenemos muchas dificultades para encontrar primeros empleos, cuando los encontramos suelen ser temporales y/o precarios, por lo que cada vez tardamos más en “salir del nido”, y ese nido familiar
suele estar dispuesto a darnos cobijo hasta que mejora nuestra situación.El círculo se hace vicioso y el contexto económico-laboral impide pensar en el corto-medio plazo, y obliga a dejar a un lado el deseo de la autonomía, la independencia y la libertad.La emancipación queda lejos de la realidad de los jóvenes y parece haberse convertido en la piedra filosofal de nuestro tiempo.Pero además
idónde queda el famoso ‘derecho a la vivienda digna’ recogido en numerosos ordenamientos jurídicos básicos? La responsabilidad pública tiene mucho que decir en esto.

El alquiler como alternativa El Consejo de la Juventud de Navarra se reunió el pasado mes de mayo con el Departamento de Vivienda y Ordenación del Territorio del Gobierno de Navarra. El objetivo fue conocer de primera mano las políticas del Ejecutivo Foral, así como incidir en la defensa de los derechos y de la promoción de la juventud en materia de vivienda. A través de esta reunión se expusieron propuestas y se constataron las nuevas tendencias que se seguirá en Navarra, como la apuesta por el alquiler.

En el centro y norte de Europa la política del alquiler está sobre el papel y en la legislación. Pero también en la mentalidad y en la propia cultura de los ciudadanos de estos países. Conocer y analizar este tipo de alternativas ofrece numerosas ideas y posibilidades.

A través de una bolsa amplia de alquiler, esta fórmula de vivienda permite dar un uso a las viviendas vacías y discriminar de forma positiva.

a los jóvenes. Por otro lado, la vivienda en alquiler se adapta mejor a una sociedad cambiante e inestable económicamente y genera menos niveles de endeudamiento. Además, satisface las demandas de diferentes colectivos de la sociedad actual como sería el caso de la juventud entre otros, que sobreviven a una situación transitoria.

Hay que mirar hacia un horizonte cercano buscando siempre las alternativas que tenemos y que nos da el propio contexto y la sostenibilidad de nuestras acciones. Mirar hacia el impulso y aumento de la oferta de vivienda protegida en alquiler buscando y poniendo en práctica iniciativas que ya existen en otros países europeos. Encontramos algunos ejemplos en Europa como los parques públicos de vivienda en alquiler o la adjudicación de la vivienda en función del grado de necesidad más que en la capacidad de pago. También se advierten nuevas formas de creatividad social que se van implementando a nuestro alrededor como las cooperativas de vivienda, sociedades que nace con el fin de construir viviendas para sus socios que conllevan menor costo y más flexibilidad en los pagos.

Pero para no caer en demagogias, la solución puede ser encontrar un punto medio entre lo que tradicionalmente hemos hecho y las alternativas que podrían darse ahora: comprar una vivienda
en propiedad y las nuevas tendencias. En esto los poderes públicos tienen la responsabilidad de buscar el “justo medio'”, como decía Aristóteles, y adaptarla modalidad a las situaciones sociales y
económicas del momento.Se trata en definitiva de algo muy básico: encontrar un camino conjunto de acceso a una vivienda digna con justicia social.

Consejo de la Juventud de Navarra (2012)

Partekatu!