Disfrutando de las nieves: San Miguel de Aralar

Castellano >>

Hace años que no disfrutábamos de un invierno con tanta precipitación en forma de nieve en Euskal Herria. En Navarra nieva una media de 10 días al año, pero parece que este invierno la nieve nos va a acompañar durante un largo tiempo. Esto, unido a las frías temperaturas que estamos viviendo hacen que nuestras montañas hayan quedado teñidas de blanco durante semanas. Momento de desempolvar trineos, esquís, raquetas y demás bártulos para disfrutar de la nieve.

La Sierra de Aralar y en concreto, San Miguel de Aralar, es uno de los grandes destinos para cualquier mendizale. A pesar de que esta cima de la Sierra de Aralar no tiene gran relevancia debido a su cercanía con el monte Artxueta (1343 m) – notablemente más alto – es de obligada visita para cualquier mendizale, siendo una de las clásicas de la montaña vasca, una “imprescindible” debido a su importancia histórica y religiosa.

Desde Uharte – Arakil (465 m),  cruzamos el puente sobre el río Arakil y avanzamos hasta la pista de cemento y la recorremos hasta encontrar una senda que sale hacia la izquierda, señalada con un poste informativo. Al comienzo el camino es muy intuitivo y encontramos marcas amarillas que coincide con el GR 282 o Senda del Pastoreo hasta toparse con la GR 20 – indicado con marcas blancas y rojas – que nos lleva hasta el final de la subida. Se trata de una subida sostenida, que salva un desnivel de unos 700 metros, en la que iremos viendo el valle de la Sakana desde las alturas y disfrutando de la increíble belleza de la naturaleza. Como guinda, en la junto a la ermita San Miguel se puede tomar un caldo para calentar el cuerpo. Y si aun quedan fuerzas antes de regresar hacia abajo, arrimarnos a la cima de Artxueta, unos metros más arriba.

Así que aprovechando las nieves caídas, va os dejamos el recorrido para disfrutar del monte en San Miguel de Aralar. Eso sí, siempre con   precaución, planificando bien la salida y actuando correctamente para disminuir los riesgos de sufrir cualquier percance que empañe nuestra actividad. desde Uharte – Arakil (465 m). Prácticamente tuvimos mucha nieve desde el pueblo y ascendimos, rodeados de un buen paquetón de nieve, abriendo huella y disfrutando de la increíble belleza de la naturaleza. Como guinda, en San Miguel tomamos un caldo para calentar el cuerpo y para abajo.

Partekatu!