CONTRA LA PEDERASTIA EN LA IGLESIA

Castellano >>

24.02.2019 Casi doscientos jerarcas de la Iglesia católica finalizan un encuentro con el Papa Francisco en el Vaticano con el tema central de la pederastia en el seno de la Iglesia. Hay víctimas que no consideran suficientes las medidas tomadas. Se lee en Mateo 18:6 “Pero al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar”. No es pues algo nuevo que, a veces, determinadas personas con responsabilidades en la comunidad, utilizando su autoridad, hacen un daño atroz durante toda su vida a personas pequeñas y sencillas, y destruyen la fe de quienes creen en Jesús. Cuando la pretendida autoridad moral se convierte en inmoral suena todavía como insuficiente la crudeza de los relatos de las víctimas. Cada comunidad, en cada tiempo y lugar, puede utilizar quizá un lenguaje, unas leyes canónicas o civiles para atajar o para prevenir estos hechos, pero admitiendo que las palabras del evangelio también son deudoras de su tiempo, no parece haber dudas de que lo que se ha aplicado hasta ahora no se acerca apenas a la radicalidad con la que se pronuncia el texto evangélico.

Partekatu!