NO CAMPAMENTOS

Castellano >>

Se han celebrado ya este año los no campamentos. Si cada vez era más difícil poder acampar cerca de un río y hacer fuego de campamento para que esas huellas siguiesen marcando la aventura colectiva, este año no ha sido posible instalar la ciudad de lona en plena naturaleza, con algunas excepciones, claro, y con campamentos volantes que han exigido ingentes esfuerzos para las comunicaciones previas a las instituciones. Pero un grupo eskaut afrontar las dificultades con alegría, y, con más o menos acierto, se han ido superando las dificultades, a pesar del virus, a pesar de algunos contagios que han frustrado algunos proyectos. Todo ello es una razón más para proyectar el nuevo curso y el próximo campamento con más ilusión aún.  Es preciso reconocer que durante este tiempo de pandemia ha descendido en cierta medida el número de eskautak en nuestros grupos, pero ese es un motivo más para ofrecer unos valores y un estilo de compromiso renovado. En tiempos no muy lejanos se unía el ser joven con la reivindicación para lograr una sociedad más justa. En el escultismo se traducía en que nuestra lucha es esta educación. Y actualmente se sigue manteniendo esta constante en tantas personas comprometidas en el movimiento. Pero es preocupante el porcentaje de personas jóvenes que unen la reivindicación y la libertad al hecho de poder realizar encuentros festivos sin controles ante una situación sanitaria grave. Puede ser hasta transgresor en algunos ambientes el hecho de que nuestra lucha sigue siendo esta educación.

Partekatu!