El Congreso avala la ley de protección a la infancia y adolescencia con amplio consenso

Castellano >>

El Pleno del Congreso ha respaldado la ley de protección a la infancia frente a la violencia, que empezará a contar la prescripción de los delitos graves cuando la víctima tenga 35 años, con amplio consenso y la oposición, con distintos argumentos, de Vox y PNV.

El proyecto de ley pasará ahora al Senado, donde deberá seguir su tramitación en Comisión y Pleno, con el anuncio de varios grupos de que mantienen vivas enmiendas para seguir incluyendo mejoras.

El texto aprobado este jueves refuerza el derecho del niño a ser informado, no solo escuchado, en procesos administrativos y judiciales y a formular denuncia de manera personal y directa.

A última hora ha incorporado el acuerdo de los grupos de empezar a contar la prescripción de los delitos graves cuando la víctima cumpla 35 años y no 30 como proponía el Gobierno, ya que las denuncias, cuando se producen, suelen presentarse por parte de la víctima en su edad adulta.

Además, se ha dotado a la ley de perspectiva de género, eliminando planteamientos como el SAP (Síndrome de Alienación Parental) e incorporado medidas del Pacto de Estado contra la violencia de género.

La iniciativa legislativa remitida al Parlamento desde Derechos Sociales amplía la definición de violencia, persigue delitos cometidos a través de internet, crea unidades especializadas en las fuerzas y cuerpos de seguridad, un Registro Central de Información, un coordinador de bienestar y protección en los centros educativos e impulsa la formación para jueces y fiscales.

La ley sale del Congreso con el voto en contra de PNV porque entiende que invade competencias y de Vox por motivos ideológicos, mientras que PdeCat y EH Bildu han optado por abstenerse, según han anunciado sus portavoces durante el debate.

“Espero que en la Cámara Alta se siga enriqueciendo la ley y haciéndose mejor gracias a todos los grupos”, ha deseado la ministra de Derechos Sociales, Ione Bellara, que ha cerrado el debate de la ley en el Congreso de los Diputados agradeciendo el trabajo y generosidad del pianista James Rhodes, víctima de abusos durante su infancia y presente en el Parlamento junto a varias ONG.

Partekatu!