Sociedad y consumo o sociedad de consumo

Consumir es una necesidad humana. Necesitamos alimentarnos, cobijarnos, vestirnos, acceder a servicios de educación, salud, cuidados, recreación, expresión artística, etc. Estos son derechos humanos. El nivel de vida de un país se mide por la capacidad de gasto que tienen las personas para satisfacer sus necesidades, junto con la provisión pública de servicios sociales. En muchos países africanos las familias consumen hoy un 20% menos que hace treinta años y dentro de estas las mujeres y niñas tienen menor acceso a la alimentación y educación. Estos son indicadores del empobrecimiento social y de feminización de la pobreza. 

Consumir es también una construcción socio económica. En este sentido, el consumo ha cobrado interés como fenómeno social. La ciudadanía hemos consentido ser tratadas como consumidoras. Reclamamos nuestros derechos y existen organizaciones y servicios de atención al consumidor(a). Periódicamente se realizan estudios sobre el incremento de los precios, la evolución de los hábitos de consumo y sobre nuestra propia relación con el consumo. Artículo completo aquí
 Rakel Oion Encina

Aprovechamos el post para dejaros uno de los documentales que creemos imprescindibles. Se trata de “La Isla de las Flores”, de Jorge Furtado, que no deja indiferente a nadie. Lo que empieza como una clase de economía para niños (¿qué es un tomate, qué es un hombre, qué es el dinero?) conducida con cierto aire cómico sigue la historia de un simple tomate, su cultivo, embalaje y envío hasta su llegada a la isla de las flores, donde la comedia se transforma en una crítica feroz de cómo los mecanismos de la globalización conducen a la pobreza.(Iñigo Sard, Araba taldea)

La Isla de las Flores from moruro on Vimeo.

Partekatu!