Los jóvenes en los locales de San Nicolás.

La policía local de Getxo se extralimita de sus competencias y facilita la expulsión de un grupo de JENAS

Tres agentes de la policía municipal de Getxo han identificado a cuatro jóvenes magrebíes y, sin dar más explicación, los han introducido en dos coches patrulla oficiales y los han trasladado a las dependencias de la Policía Nacional de Bilbao en Indautxu, para, de inmediato entregarlos a la Brigada Provincial de Extranjería. Los hechos ocurrían el pasado jueves sobre las 19:00, en un ejercicio desproporcionado de la autoridad y en un exceso de atribuciones y competencias por parte de los policías municipales de Getxo.

Uno de los letrados de la Fundación Harribide se ha personado en la comisaría de Indautxu para esclarecer los hechos y facilitar el inmediato ejercicio del derecho a la defensa.

Como consecuencia de esta grave, improcedente y desproporcionada actuación de la policía municipal de Getxo, los cuatro jóvenes han sido detenidos por la Brigada Provincial de Extranjería de la Policía Nacional de Bilbao una vez que han verificado que se encuentran en situación de irregularidad administrativa (es decir, «no tener papeles»). Tres de ellos ya tenían previamente incoados expedientes administrativos de expulsión con sus correspondientes órdenes de expulsión en fase de ejecución, por lo que, mañana, la Policía Nacional los pondrán a disposición judicial en los Juzgados de Instrucción de Bilbao, solicitando que el juez dicte Auto de internamiento en un Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), para proceder a su expulsión. El agente instructor ha referido que antes de solicitar al juez el internamiento en el CIE, verificaría la disponibilidad de plazas en el mismo.

Uno de los jóvenes afectados por este proceder inadmisible de la Policía Municipal de Getxo está acogido en la casa cural de la Parroquia de San Nicolás de Algorta, donde convive con el párroco y con otros cuatro jóvenes que se esfuerzan por integrarse en el municipio de Getxo, acompañados en sus procesos por la Fundación Harribide en el proyecto de acogida Yala Etorkinen Harrera, que la Fundación desarrolla en colaboración con la parroquia y con otras entidades sociales del Pueblo, y en el que está muy implicado el propio párroco y toda la comunidad cristiana se San Nicolás.

Los mismos Servicios Sociales del municipio conocen, impulsan este proyecto y trabajan de manera coordinada con el equipo técnico de la Fundación Harribide y con todos los agentes sociales implicados en el mismo.

Desde Harribide Fundazioa lamentan profundamente que estos cuatro vecinos del municipio hoy vayan a pasar la noche en dependencias policiales y que, con bastante probabilidad, vayan a ser privados de libertad para ser expulsados del país y de Getxo donde se esforzaban por echar raíces y participar en el tejido social del municipio.

Partekatu!