Artemisa busca quitar el vértigo a los jóvenes artistas de Portugalete

María Acaso, profesora titular de Educación Artística en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, lo tiene claro: “La educación artística no son manualidades”. El reto está en hacer entender que la educación artística no es sólo un recurso de entretenimiento para rellenar las horas muertas. Más allá de los macarrones de colores, existe una educación más humana, donde el arte es su condimento natural.

Con esa vocación nace en Portugalete (Bizkaia) la asociación cultural-educativa Espacio Artemisa que intenta poner el foco en el desarrollo de un educación artística integral en el tiempo libre. Entre sus objetivos está educar, divertir e inspirar, buscando dar valor a la cultura y a sus protagonistas, y afianzando la capacidad creadora y crítica de las personas.  Bajo esta premisa, Espacio Artemisa pretende unir el juego y el arte para servir como puente de unión entre la diversión, la educación y la cultura.

Este año han desarrollado el programa Vértigo. Un servicio de apoyo y empoderamiento para artistas jóvenes de Portugalete y alrededores, que quieren conjuntamente aprender a encarar el vértigo y los miedos que genera su sector laboral. El programa Vértigo, que se desarrollará en el Aula Joven durante todo este año 2019, dará oportunidad a jóvenes de visibilizar su obra y dar mayor impacto social a sus creaciones, mejorar sus conocimientos sobre el sector cultural y mostrar las herramientas de las que disponen para profesionalizarse.

Quieren crear una comunidad de artistas jóvenes que sirva de lugar de encuentro donde compartir experiencias, conocimientos y dudas para aprender a afrontarlas conjuntamente.

Durante este primer año, Vértigo servirá para ver cuales son las necesidades y los obstáculos que tienen los jóvenes que quieren dedicarse al mundo artístico y cultural, con el fin de aprender a encarar esa sensación de vértigo y frustración. Después, buscará el tratamiento más efectivo.

Partekatu!