4 maneras de orientarte sin brújula de noche o de día

Lo aconsejable antes de salir a la naturaleza es preparase bien el trayecto y llevar recursos suficientes como para no perderte. Sin embargo, puede pasar que nos quedemos sin batería o que perdamos la brújula, esos casos… ¿qué podemos hacer?

De día

Utilizando la sombra

Para esto necesitamos saber más o menos la hora que es. Podemos utilizar un palo, pero con nuestro cuerpo también nos podríamos arreglar. Al comenzar la mañana la sombra apunta hacia el Oeste; más adelante se desplaza al Noroeste; a medio día la sombra apuntará al norte; a media tarde nos marcará el Noreste y a última hora de la tarde, antes de ponerse el sol la sombra apuntará al Este.

Reloj de aguja

Con este sistema marcaremos en qué lugar se encuentra el sur. Apuntaremos con la manecilla de las horas al sol y la línea que quedaría al dividir el ángulo que nos queda entre el 12 y la manecilla estará apuntando al sur.

De noche

Gracias a la Luna

Lo primero que tenemos que identificar es la fase en la que se encuentra, si está en fase creciente la luna tiene las puntas hacia la izquierda y si está en fase decreciente hacia la derecha, cómo una “C”.

En la fase creciente la luna estará situada en el horizonte, en el Oeste y en caso de que esté decreciente se situará al Este.

Utilizando la estrella Polar

Trazamos una línea desde la estrella Polar hasta el suelo y ese será el Norte. Para localizar la estrella Polar podemos utilizar la Osa Mayor, esta constelación es relativamente fácil de encontrar. Desde el “frente” del carro trazaremos una línea hacia arriba del carro que nos llevará a la punta de la Osa Menor, en la punta del “agarre” se situará la estrella Polar.

 

 

 

 

Partekatu!